Des_carados

Todo lo que vemos oculta otra cosa, y nosotros queremos siempre ver qué se oculta tras lo que vemos.  (René Magritte)

¿Quién encontraría entre estas fotografías a Sebastiao Salgado? ¿Y a Sergio Dalma?

Hoy os quiero presentar un trabajo que empecé hace año y medio y que espero seguir durante mucho tiempo: Des_carados

Hace año y medio iba por Madrid en el metro y me fijé en que casi toda la gente (yo incluida) llevaba un dispositivo móvil en la mano. Me puse a fotografiar esa situación que me llamó la atención y fotografiando a un chico justo movió el brazo y le hice la foto en el instante en que la mano tapaba su cara. A su lado, una mujer móvil en mano, se abanicaba con gracia y le hice unas fotos con el abanico y el móvil, (buscaba el movimiento)

La conexión de las dos fotografías fue instantánea en mi mente: dos personas en las que, por un instante, sus rostros habían desaparecido. Ahí, en el metro de Madrid, surgió este trabajo y el nombre (también llegó a mi mente al instante).

Ahora voy por la vida con el móvil a mano, cual pistolero que va a desenfundar. Voy buscando situaciones, buscando encuadres, esperando ese preciso momento en el que el rostro de “mi víctima” desaparezca.

Así que ya sabes…

En cualquier momento, en cualquier lugar, alguien, con un simple móvil…. observa las posturas, atiende los gestos,  compone el encuadre, espera pacientemente y nos congela, dejándonos para siempre… Des_carados

Share

Fotos y Fotografía

Reflexiones en voz alta

¿Qué diferencia hacer fotos de hacer fotografía? ¿La cámara? ¿si utilizas trípode o no? ¿La cantidad de veces que aprietes el disparador? ¿El tiempo que pases en el ordenador procesando? ¿Los filtros de las aplicaciones móviles que utilices?

Sí, parece que hoy estoy reflexiva!!! viendo la cantidad de fotos que tengo en el carrete de mi móvil y las que tengo en una carpeta del ordenador llamada “fotos hechas con el móvil”, me ha dado por pensar en el concepto de hacer fotos y hacer fotografía.

Para mi, la respuesta está clara: la intención.

La tecnología y las redes sociales han traído consigo que hagamos miles de fotos sin una intención determinada, mejor dicho, con la intención de compartirlas a través de las RRSS o para ir acumulando y acumulando momentos, paisajes, lo que sea que nos llame la atención… hacer fotos se ha convertido casi en un acto reflejo:  fotografiamos los eventos familiares, las salidas con amigos, las procesiones, las manifestaciones, los viajes, fotografiamos la comida, las copas, los pies, las flores… ¡¡¡Fotografiamos todo!!!

Yo misma vi un saltamontes el otro día y me puse como loca a hacerle fotos con el móvil, si no hice 10 fotos, no hice ninguna. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Para que me ocupen memoria en el teléfono o en el ordenador?. Me consuela pensar que ha valido para ilustrar este post.

 

 

También, hace tres días, hice fotos a unas galletas que trajo por Halloween una compañera de trabajo (os recomiendo visitar su Facebook).  Además de estar buenísimas, me resultaban increíblemente atractivas y curiosas ¡¡¡¡tenía que fotografiarlas!!! ¿Por qué? Porque es fácil, cómodo y gratis  :-)

 

 

En estos momentos tengo 738 fotos en el carrete de mi teléfono y más de 4.000 (en 3 años) guardadas en el ordenador. Eso hace una media de casi 5 fotos al día… creo que me lo tengo que hacer ver… :-)

Por el contrario, cuando hice esta fotografía….

Desenfocada. Fotografía by © Inesgilh… la hice desenfocada con una clara intención ¿Cuál?  Expresar algo que me está pasando, expresar que me siento algo “desenfocada”. Tengo que reinventarme, y eso es como asomarse a un precipicio y que del vértigo se te nuble la vista.

¿Empezar con este blog puede ser un princio? Quién sabe… el tiempo lo dirá. Lo que sí sé es que expresarme a través de la fotografía, hablar de fotografía, compartir fotografía, sentimientos y conocimientos fotográficos, me sienta bien. Es por ello que me embarco en esta aventura en la que espero me acompañéis.

 

Share

Sebastiao Salgado – La Sal de la Tierra (Documental)

Hoy es viernes, día de estrenos en el cine y día de estreno para mi… Inauguro este blog en el que compartiré fotografías, experiencias, conocimientos, noticias y todo lo que se me ocurra que tenga relación con el arte de escribir con luz. Espero que os guste.

Y hablando de estrenos…

Hoy llega a nuestras pantallas de cine La Sal de la Tierra, un documental dirigido por Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado. Este documental hace un recorrido por los 40 años que lleva Sebastiao Salgado pateando el planeta Tierra y fotografiándo sus gentes y sus paisajes, denunciando situaciones límite a las que una gran cantidad de pueblos se ven abocados en pleno SXX y SXXI.

Sebastiao Salgado es uno de mis fotógrafos favoritos (por no decir mi favorito). ¿Por qué? Simplemente porque no puedo ver sus fotografías y quedarme impasible. La composición en cada una de sus fotografías , la gama tonal, la belleza de sus imágenes relatando la crudeza de una realidad que muchas veces pasamos por alto, hacen que cada uno de sus trabajos sean, además de obras de arte, verdaderos tesoros antropológicos.

En la pasada Edición de Fotogenio, tuve la gran suerte de poder escucharle en directo. Ya lo admiraba como fotógrafo y, después de su ponencia,  lo empecé a admirar como persona; su humanidad, sus palabras, su cadencia de voz, la sencillez de su puesta en escena hicieron de esa hora y media una especie de “momento trascendental” que no olvidaré jamás… Por no hablar de las fotografías vistas en pantalla gigante.

Le compré su último libro, Génesis y me lo llevé firmado y dedicado ( muchas gracias por la foto, Laura).

Por si todo esto fuera poco… pude hacerle una fotografía para mi serie Des_carados. Descubrí a un Salgado tímido que se cubría bajo una gorra y se escondía tras un micrófono.

Sebastiao Salgado

 

Share