El primer beso

Cuando el día y la noche flirtean, la magia del color sale a su encuentro.

Rojos, naranjas, magentas y amarillos bailan con azules, cianes y violetas

celebrando, igual que un primer beso,  ese encuentro mágico, único e

irrepetible.