In_nubis

¿Cúando nos olvidamos de jugar?

¿Cuándo nos olvidamos de jugar?

“.¿Cuándo dejamos la inocencia de la infancia? ¿Cuándo nos olvidamos de jugar? ¿Cuándo renunciamos a tumbarnos en el campo para mirar las formas de las nubes? ¿Cuándo nos convertimos en personas grandes?

 Las personas grandes son bien extrañas

 Las personas grandes son decididamente muy extrañas

 Las personas grandes son decididamente muy, pero muy extrañas

 Esta serie lleva por título Innubis y  en ella, yo, me rebelo contra esa extrañeza que siente el principito al conocer a las personas grandes que habitan  los  distintos planetas que visita. Es por eso que en este trabajo decido utilizar el lenguaje fotográfico de un modo lúdico y divertido, fuera de convencionalismos, reivindicando el poder de la fotografía para hacernos volar, para hacernos soñar.

Volver a la niñez y al juego, evocar recuerdos, transformar algo, tan intangible como el vapor de agua,  en imágenes con contenido simbólico y emocional, son los principales motores de este trabajo  inspirado en el libro El Principito de Antoine de Saint -Exupéry,

“cuya gran pasión en la vida fue la aviación y que el 31 de julio de 1944 despegó desde Córcega para hacer un vuelo de reconocimiento del que nunca regresó.Desapareció en el mar, no lejos de la Provenza, su región preferida, y no lejos de uno de los castillos en los que había pasado su infancia, territorio del que toda la vida se sintió expatriado: («¿De dónde somos? Somos de nuestra infancia»).

                                                                                                                                                                                                                                              Pedro Sorela

Re-leyendo El Principito me he embarcado en un viaje repleto de aventuras y enseñanzas, de verdades incontestables.  He viajado por planetas y galaxias cruzando el agujero negro que separa realidad y ficción. He mirado más allá de mis ojos y encontrado un imaginario de infinitas posibilidades. He conocido la virtud de la inocencia, el valor de lo impalpable, la belleza de lo efímero, la poética de lo absurdo…

¡He vivido la ilusión del juego, la alegría de la despreocupación!.

Innubis es fantasía, imaginación, libertad y creatividad gravitando sobre fondo negro,  dando rienda suelta, al más puro estilo surrealista, a imágenes ¿imposibles? que se mueven en un espacio minimalista.

El empleo de la escala de grises así como de la descontextualización y la postproducción digital, dotan a algo tan cotidiano como las estelas de los aviones y las nubes, de un nuevo significado, de múltiples significados que habitan en la mente y el corazón de quien observa.